• Sesión 8 :: En San Luis todas las buenas noticias
  • Domingo, 14 de Agosto de 2022

“Revolución Challenger”: una plataforma de lanzamiento para las jóvenes promesas del tenis argentino

Este domingo se disputará la final del cuarto torneo Challenger del año en el país, que tendrá como protagonistas a los locales Francisco Comesaña y Mariano Navone. En el court central del Tenis Club Argentino se enfrentarán los mismos rivales que la semana pasada animaron la definición en Corrientes, como parte del circuito Legión Sudamericana.

Este domingo se disputará la final del cuarto torneo Challenger del año en el país, que tendrá como protagonistas a los locales Francisco Comesaña y Mariano Navone. En el court central del Tenis Club Argentino se enfrentarán los mismos rivales que la semana pasada animaron la definición en Corrientes, como parte del circuito Legión Sudamericana que desde el año pasado sirve de plataforma de despegue para las jóvenes promesas del tenis argentino y regional.

Con el triunfo de este sábado ante el brasileño Felipe Meligeni Alves, Francisco Comesaña (239 del ranking ATP) hilvana 9 victorias consecutivas luego de obtener su primer título challenger la semana pasada en el Corrientes Tennis Club. A sus 21 años, el marplatense reconoce que “tener torneos en Argentina me permite poder viajar acompañado y estar más cómodo, es mucho mejor que irse a Europa o cualquier otro lado sin entrenador, porque hoy en día es muy caro”.

Con la misma edad, su rival del domingo Mariano Navone (433º ATP) coincide en la importancia de poder explotar el circuito local. “Estoy aprovechando al máximo jugar cerca de casa, estar más tiempo con mi entrenador”, afirmó a Télam y agregó que llega a la final “jugando muy bien y obteniendo muy buenos resultados, que al final es lo más importante cuando querés escalar en el ranking e ir saltando de nivel”.

El oriundo de 9 de Julio declaró que “fueron muchas cosas las que pasaron las últimas dos semanas. Me encuentro jugando el mejor tenis de mi vida. Estoy ganando partidos increíbles, hoy volví a ganar un partidazo”, en referencia al triunfo de este sábado por 7-5 y 6-0 ante el tunecino Malek Jaziri.

El veterano Jaziri, de 38 años y que ha llegado a estar rankeado 40 en el ATP Tour y ganado más de una docena de estos torneos, reconoce el gran nivel del circuito sudamericano.

“Quería volver a jugar estos challengers, aquí se lucha mucho, son los gladiadores de las afueras. Necesitaba volver a estar con estos jugadores, que me dan un poco de motivación”, dijo el veterano con su perfecto español en diálogo con Télam.

“Han perdido muy buenos jugadores en los challengers”, cuenta según su experiencia el africano. “Si pones aquí a tenistas top 20 o 30 puede ser que pierdan, no sería la primera vez”. Jaziri felicitó además a los finalistas del domingo: “los jugadores aquí no te regalan ni un punto, ojalá más gente venga a ver estos partidos”.
 

El despegue de la “generación challenger”

El ATP Challenger Tour se compone de más de 150 torneos, con una temporada de 11 meses entre enero y noviembre. Este circuito, que le sigue en importancia a los ATP 250, suele congregar a jugadores que dan sus primeros pasos como profesionales junto a otros más experimentados que buscan quebrar la barrera del Top 100 del ranking ATP.

El circuito Legión Sudamericana, creado y dirigido por del ex tenista argentino Horacio de la Peña, busca desde 2021 generar más oportunidades los para deportistas locales que históricamente contaron con muy pocos torneos en la región.

Los argentinos conquistaron este año nueve títulos en los torneos de la categoría Challenger, tres de ellos de local: Santiago Rodríguez Taverna y Camilo Ugo Carabelli en las dos ediciones llevadas a cabo en Tigre y Comesaña en Corrientes.

El reconocido Horacio Zeballos, ganador de 15 challengers y referente en dobles del equipo argentino de Copa Davis, estuvo presente en el campeonato organizado por la Asociación Argentina de Tenis que se disputa en las inmediaciones de los Lagos de Palermo. “Me trae muchos recuerdos de cuando yo jugaba mis primeros torneos”, rememoró el veterano de 37 años que llegó a estar rankeado 39° en 2013.

"En nuestra época estábamos contentos cuando había seis en Sudamérica, imaginate que haya seis en un año en Argentina, suma muchísimo", agregó el marplatense.

Para los jugadores, representa la posibilidad de comenzar a escalar posiciones y ganar sus primeros premios, y así poder costear los elevados gastos que implica competir en el circuito mundial.

“Tengo que ir a darle un abrazo al Pulga de la Peña y a todos los que hacen esto posible, porque si no estuvieran estos torneos seguiría en Europa y no sé qué hubiera pasado” se entusiasma Navone.

"Estos torneos son importantísimos”, agrega Zeballos mientras sigue la acción en el Tenis Club Argentino. “Vi que hay un calendario muy extenso y eso le suma muchísimo no solo a los chicos que están a punto de llegar al sueño de cada tenista, que es meterse en el top 100, sino también a los que recién arrancan”.

La localía también da un espaldarazo a quienes buscan afianzarse en el circuito. "Es un placer poder jugar en casa, que mis amigos, mi familia y mi entrenador me puedan venir a ver y alentar”, comentó a Télam Matías Descotte. “Estar en mi casa en el día a día se me hace muy llevadero", reconoce el porteño, de 27 años y rankeado 390 en el ATP.

El experimentado Zeballos coincidió: “le suma a todo el mundo: a los jugadores que necesitan puntos y a los que tienen que terminar de dar ese pequeño salto, así que es imporantísimo que haya mucha competencia, no solamente para los argentinos sino para todos los sudamericanos que puedan venir y competir en una gira cerca de casa”.

Otro referente de la histórica Legión, José Acasuso, afirmó que “hay una camada muy buena, hay muchos chicos que están jugando muy bien y que por ahí hoy están ranking 300, 400, y que necesitan esta posibilidad de poder mostrarse”. El misionero, ganador de tres títulos ATP y que llegó al puesto 20 del ranking, estará al frente de la organización del Challenger que a partir del 19 de septiembre se disputará en el Club CAPRI de Posadas.

De madre argentina e instalado en Buenos Aires, el brasileño Felipe Meligeni Alves es una presencia constante en los torneos que se disputan en el país. "Jugar en Sudamérica es muy especial, se lo tengo que agradecer a Horacio (De la Peña) que está haciendo un trabajo impresionante”, sostuvo el joven de 24 años que dice sentirse como “un argentino más” compitiendo en nuestro país.

Los Challenger sirven de trampolín para las estrellas del futuro. El caso más emblemático es el de Sebastián Báez, que en 2021 se convirtió en el jugador más joven en ganar seis títulos de esta categoría en una misma temporada (cinco en Sudamérica y el restante en Zagreb, Croacia), lo que le permitió meterse rápidamente dentro de la elite mundial.

El joven bonaerense de 21 años pasó de estar rankeado 124 en octubre del año pasado a quebrar la barrera de los top 100, ganar su primer torneo ATP en Estoril en mayo de 2022 y alcanzar su mejor posición (34) en junio.

Meligeni Alves tiene fresco el recuerdo de sus enfrentamientos contra Báez: "El año pasado jugamos una final, en Santiago de Chile, y estuve muy cerca de ganarlo. Seba viene haciendo un trabajo impresionante y obvio que lo ves, te comparás y sabés que estás en el nivel, que estás jugando bien y que falta muy poco para llegar ahí”.

Otros tenistas argentinos que han dado un gran salto desde el circuito Legión Sudamericana son Francisco Cerúndolo (campeón en Santa Cruz 2021), Juan Pablo Ficovich (San Pablo 2021) y Tomás Etcheverry (Concepción 2022).

El impacto de los challengers está dejando huella en la carrea de los tenistas argentinos. En el primero del año disputado en el Náutico Hacoaj (enero de 2022), participaron 26 representantes locales, ocho jugadores fueron menores de 21 años y para nueve de ellos fue su primera experiencia en un torneo de esta categoría.

A su vez, cinco consiguieron su primera victoria en este nivel y dos jugaron su primer torneo profesional (Nicolás Eli y Lucio Ratti). Rodríguez Taverna fue campeón de un Challenger por primera vez, Nicolás Eli consiguió su primer punto ATP y Facundo Díaz Acosta jugó su primera final.

En el Buenos Aires II (disputado en abril también en Tigre), Camilo Ugo Carabelli fue campeón y alcanzó su mejor ranking. Andrea Collarini volvió a disputar una final Challenger después de tres años, Genaro Olivieri alcanzó las semifinales por primera vez y Francisco Comesaña, los cuartos de final; sobre un total de 30 argentinos en el torneo

Al mes siguiente, Camilo Ugo Carabelli y Santiago Rodríguez Tavernase metían en el cuadro principal de Roland Garros; junto a otros argentinos surgidos del nuevo circuito sudamericano como Báez, Francisco Cerúndolo y Etcheverry.

Esto sirve de inspiración para los demás tenistas de la “generación challenger”. "El nivel es muy parejo –analizó Descotte- yo perdí este año en tres sets con Taverna, y una semana después pasó la qualy de Roland Garros; después perdí la semana pasada con Comesaña 6-4 en el tercero, y terminó ganando el torneo”. Eliminado en octavos en el Tenis Club Argentino, Matías no pierde las esperanzas: “creo que estoy cerca de ese nivel, tengo que seguir entrenando y sé que en algún momento se me va a dar".

Lo mismo les sucede a los finalistas del domingo. “Veo como los chicos de mi edad están escalando, veo cómo trabajan, qué están haciendo, e intento seguir el camino de ellos”, agregó Francisco Comesaña.

Mariano Navone coincide: “ellos abrieron el camino: Báez, Fran, Juanma, Echeverri, Camilo que está ahí al borde del top 100. Estamos usando el espejo de ellos para seguir escalando”.

Comentarios

Informate antes que nadie

Recibe por email todas las noticias